cerrajero

Lo que debes saber para contratar un cerrajero 24 horas

cerrajero 24 horasUna llave rota dentro de la cerradura, dejarse las llaves dentro, cerraduras electrónicas que no funcionan por encontrar un cerrajero 24 horas en un momento de emergencia puede convertirse en toda una odisea. No se trata de llamar al primero que te aparezca en la hoja de resultados de búsqueda, sin importar qué tan apurado o preocupado estés, sino de encontrar a quien pueda brindarte el mejor servicio al mejor precio.

En España la cerrajería es un servicio increíblemente reputado, de gran tradición. Hay cerrajeros que han aprendido y heredado el oficio de sus padres, por lo que no es difícil encontrarse con empresas de cerrajería que tienen generaciones enteras trabajando en el área. Pero cuando se trata de contratar un servicio de cerrajero 24 horas es posible que no sea tan sencillo de contratar, sobre todo si la emergencia ocurre en las horas de la madrugada o noche.

Lo que debe hacer

  • Conserve la calma. Puede que sea complicado, dependiendo de la emergencia en la que se encuentre, pero no se deje llevar por la desesperación. Respire profundo, estudie su situación y evalúe sus opciones: ¿es posible quedarse en otro sitio y llamar al cerrajero al día siguiente? ¿Puede esperar un poco?. Recuerde que el servicio de calidad a altas horas de la noche puede ser un poco más costoso que si lo solicita en la mañana.
  • Consulte en línea varias opciones: intente buscar empresas de cerrajeros conocidas que tengan servicio de 24 horas, no llame al primer anuncio que le aparezca, aunque cobre muy barato. Puede ser una trampa. Prefiera llamar cerrajeros profesionales, adjuntos a una empresa aunque esto signifique pagar un poco más. Su seguridad no tiene precio.
  • Evite contratar a cerrajeros independientes, que no estén asociados a alguna empresa de cerrajería 24 horas, a menos que esté recomendado directamente por alguien de confianza. Esto es porque puede representar un riesgo para su seguridad, sobre todo si solicita el servicio en la madrugada. Hay falsos cerrajeros que se aprovechan de la situación, hacen copias de llaves o cambian cerraduras y se quedan con copias para robar luego. No se deje seducir por los bajos precios.
  • Cuando hable con el cerrajero, describa el problema. Qué tipo de cerradura tiene, si tiene el pestillo pasado, si se rompió la llave dentro, si es una cerradura electrónica, entre otros. Asimismo, diga en qué zona está ubicado y si tiene mucha prisa. De este modo, el cerrajero podrá evaluar el caso y sabrá si puede atenderle, si demorará, si necesita algún equipo especial, entre otros.
  • Prepárese para pagar un poco más: el servicio de cerrajero 24 horas puede aumentar el precio dependiendo de la urgencia de la situación, la ubicación de la persona y el día de la semana y hora a la que llama. No es lo mismo atender a alguien un martes a las tres de la tarde que un domingo a las tres de la madrugada. Esto es perfectamente normal y justo, sobre todo si llama a una empresa seria y segura.

Medidas de seguridad para buscar un cerrajero a domicilio

cerrajero a domicilioUna racha de viento que pasa cuando estás dejando algo fuera de casa puede ser suficiente para cerrar la puerta y dejarte fuera con lo que llevas puesto, o implemente saliste de tu vivienda y olvidaste las llaves dentro. Y es que existen cientos de situaciones cotidianas que pueden llevarte a necesitar un cerrajero a domicilio con urgencia. Es normal ponerse nerviosos, sobre todo si hay un niño pequeño dentro de casa o has dejado algo en la estufa, pero lo más importante es no perder la calma y seguir ciertas medidas de seguridad para contactar al mejor cerrajero a domicilio.

Si bien es cierto que vale la pena tener a mano el número de alguna empresa de cerrajeros a domicilio que sea de confianza, no siempre estamos preparados para este imprevisto. Es posible encontrar en línea el número de varias empresas de cerrajería que trabajen a domicilio, pero es imprescindible ser precavidos, pues se han reportado varios casos de personas inescrupulosas que se aprovechan de la situación de emergencia para robar a los incautos.

El modus operandi es simple: el cliente llama, solicita el servicio y ellos atienden la emergencia, pero, dependiendo de la situación, cambian la cerradura o hacen una copia extra de la llave. Esperan algunos días y luego ingresan a la vivienda utilizando su copia de la llave y se llevan todo lo de valor, sin dejar rastro. Para evitar esta terrible situación es imprescindible estar alerta y contratar sólo a empresas de cerrajería reputadas.

¿Qué puedes hacer para protegerte?

Para evitar caer en las manos de falsos cerrajeros a domicilio, te recomendamos seguir estas simples medidas de seguridad. Tomará sólo un minuto, pero podrías prevenir una situación desagradable a futuro:

  • Compara precios: si puedes llama a dos o tres empresas de cerrajeros a domicilio. Todas deben tener precios más o menos similares, pero si hay una que ofrece el servicio a un precio mucho más bajo que las demás, sospecha; pues las empresas fraudulentas suelen usar los precios de ganga para atraer más clientes.
  • Busca recomendaciones: si es posible hablar con algún vecino, familiar o amigo y pedirle que recomienden algún cerrajero que les haya atendido de forma satisfactoria en el pasado, sería mucho mejor.
  • Pregunta si entregan factura legal: una empresa de cerrajería a domicilio que sea honesta y legal debería tener identificación tributaria y un talonario de facturas.
  • Exige una acreditación detallada: si no conoces de nada a la empresa de cerrajería a domicilio, entonces estás en tu derecho de exigir algún documento que pruebe su información triburaria o legal.
  • No pagues en efectivo: de ser posible, pide hacer el pago en forma de tarjeta de crédito, débito o transferencia electrónica. Esto es porque de este modo el pago quedará registrado públicamente en una cuenta de banco determinada, que es posible rastrear y obtener la información de quién recibe el pago. Los falsos cerrajeros no suelen ofrecer este tipo de información incriminatoria y piden pagos en efectivo.